¿Qué Tan Comunes Son Los Defectos Congénitos?

Un Bebé Sonriente
25 March 2015

¿Qué Tan Comunes Son Los Defectos Congénitos?

Un Bebé SonrienteCada año nacen más de 4 millones de bebés en Estados Unidos. Queríamos saber cuántos de estos bebés nacen con defectos congénitos, así que investigamos a profundidad una gran cantidad de datos para encontrar la respuesta.

Estadísticas / Datos de los Defectos Congénitos en EUA

De acuerdo al Centro para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CDC), alrededor de 3% de los bebés nacen con algún tipo de defecto congénito. El CDC también provee cifras estimadas en tipos específicos de defectos congénitos, aunque sus cifras son del 2006. Aquí está una lista de los más comunes:

  1. Defectos Cardíacos Congénitos (40,000 bebés cada año)
  2. Defectos orofaciales, como labio leporino o paladar hendido (6,776 bebés cada año)
  3. Síndrome de Down (6,037 bebés cada año)
  4. Defectos del Aparato Muscular (5,799 bebés cada año)
  5. Defectos Gastrointestinales (2,883 bebés cada año)
  6. Espina Bífida (1,460 bebés cada año)

Los defectos congénitos son una causa principal de muerte y contribuyen con alrededor del 20% de las muertes infantiles. Desafortunadamente, muchos estados hacen un muy mal trabajo manteniendo cifras y datos de las anormalidades congénitas, así que los estimados del CDC están basados en registros de nacimiento de solo 11 estados.

Labio Leporino & Paladar Hendido

Los defectos orofaciales, como el labio leporino y paladar hendido, son relativamente comunes. Pero estas condiciones pueden darse en distintas formas:

  • Alrededor de 1 bebé de cada 1,574 nace con paladar hendido, sin labio leporino.
  • Alrededor de 1 bebé de cada 940 nace con labio leporino, con o sin paladar hendido.

Aunque los defectos orofaciales pueden ser causados por desórdenes genéticos graves, entre 50% y 80% de los bebés que nacen con paladar hendido y/o labio leporino, no presentan ningún otro síndrome.

El CDC ha indicado que las mujeres con diabetes, junto con aquellas que toman ciertos medicamentos (especialmente medicinas para la epilepsia) o que fuman durante el embarazo, tienen un mayor riesgo de tener un bebé con una hendidura orofacial.

Defectos Cardíacos Congénitos

Las comunicaciones interventriculares, los casos donde la pared entre las cámaras del corazón no logra cerrarse por completo, son el tipo de defecto cardíaco congénito más común (DCC).

Como las hendiduras orofaciales, algunos DCC se dan por causas genéticas. Pero, alrededor del 85% de los bebés que nacen con algún DCC, no presentan otros síndromes.

En alrededor de 1 de cada 4 bebés que nacen con algún defecto cardíaco congénito, la condición es crítica y requiere de cirugía dentro del primer año de vida.

Las Principales Causas de los Defectos Congénitos

En la mayoría de los casos, la causa específica de un defecto congénito nunca es descubierta. Con eso dicho, los investigadores están de acuerdo en que las anomalías congénitas pueden ser explicadas refiriéndose a dos factores:

Genética

Los genes son la base de la vida. Heredados de los dos padres, el material genético determina toda la “acción” que se lleva a cabo durante el desarrollo fetal.

Los genes le dicen a las células que hagan ciertas proteínas, las cuales se combinarán eventualmente para formar órganos, dirigir el movimiento de las células y controlar casi todos los procesos esenciales en la creación de un organismo.

Cuando alguna de esta información genética falta o está erróneamente duplicada, las células son mandadas a hacer cosas que normalmente no harían; incluyendo la formación de lo que nosotros llamamos “defectos congénitos”.

Factores Ambientales

Algunos medicamentos, cuando son tomados por una mujer embarazado, combinado con algunos hábitos voluntarios como fumar o tomar alcohol, pueden alterar el desarrollo normal del bebé.

Muchos químicos pasan a través de la ¨barrera placentaria¨, fluyendo del corriente sanguíneo de la madre directo al bebé en desarrollo. Algunos pueden llegar a inhibir la actividad de los genes, aunque los investigadores siguen sin saber exactamente por qué.

¿Cuántas Mujeres Toman Medicamentos Recetados Durante El Embarazo?

De acuerdo a investigaciones, aproximadamente la mitad de las mujeres embarazadas en EUA toman medicamentos recetados durante su embarazo. En un estudio realizado por el Centro Slone de Epidemiología de la Universidad de Boston, los investigadores hallaron que:

  • De entre más de 30,000 mujeres, alrededor del 50% reportaron haber tomado al menos un medicamento durante su primer trimestre de embarazo.
  • Desde 1976, el uso de medicamentos durante el primer trimestre ha incrementado en más de un 60%

Eso no es necesariamente algo malo. Muchos medicamentos son perfectamente seguros, incluso para bebés en desarrollo. Peor, en la próxima sección, vamos a discutir los que sí pueden ser peligrosos, y a intentar descubrir qué tan seguido son recetados estos medicamentos a las mujeres embarazadas.

¿Cuántas Mujeres Toman Medicamentos Peligrosos Durante el Embarazo?

En un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Ottawa, se estudió a un total de 18,575 mujeres que habían dado a luz entre 1997 y el 2000.

De estas casi 20,000 mujeres embarazadas, se encontró que casi 20% de ellas habían sido recetadas con medicamentos catalogados en las Categorías C, D o X del embarazo:

  • 8% tomaron medicamentos de la Categoría C
  • 2% tomaron medicamentos de la Categoría D
  • 9% tomaron medicamentos de la Categoría X

Investigadores de Harvard y de la Universidad de Massachusetts realizaron una investigación similar, esta vez utilizando registros médicos de Estados Unidos. Identificaron un total de 152,531 embarazos que ocurrieron entre 1996 y el 2000.

  • 64% de las mujeres tomaron un medicamento recetado durante su embarazo
  • 8% tomaron medicamentos de la Categoría C
  • 8% tomaron medicamentos de la Categoría D
  • 6% tomaron medicamentos de la Categoría X

Eso es un 47.2% de entre 152,531 mujeres que tomaron medicamentos en las Categorías C, D o X del embarazo. La proporción de mujeres estadounidenses quienes fueron recetadas con medicamentos que podrían ser peligrosos es el doble que las de Canadá.

En la próxima sección, discutiremos lo que significan las categorías de la Administración de Productos Alimentarios y Farmacéuticos (FDA, por sus siglas en inglés), y qué tan difícil es saber si un medicamento es o no peligroso para las mujeres embarazadas y el desarrollo de sus bebés.

Categorías C, D y X

Aunque la FDA haya cambiado recientemente la manera en que los riesgos de embarazo aparecen en las etiquetas de advertencia, el sistema alfabético de “Categorías del Embarazo” clasifica los medicamentos en una de 5 categorías basado en evidencias clínicas:

Categoría C: La FDA clasificaba los medicamentos en la Categoría C cuando había estudios de reproducción animal que mostraban efectos adversos en el feto y no había estudios adecuados en humanos. Los beneficios potenciales de los medicamentos Categoría C podrían justificar su uso por mujeres embarazadas a pesar de los riesgos potenciales.

Categoría D: Los medicamentos eran clasificados en la Categoría D cuando había evidencia de posible riesgo fetal humano basado en reacciones adversas por estudios e investigaciones realizados en humanos.

Categoría X: La Categoría X de la FDA significaba que estudios realizados tanto en humanos y animales habían demostrado anormalidades fetales y/o una evidencia de riesgo fetal humano basado en reacciones adversas por estudios o investigaciones. Los riesgos derivados de tomar medicamentos Categoría X durante el embarazo claramente superan sus beneficios potenciales.

¿Todos Esos Medicamentos Son Peligrosos?

Probar los efectos de un medicamento en mujeres embarazadas es, generalmente, visto como algo poco ético. Por ese motivo, es raro que la comunidad sanitaria tenga conocimiento del potencial de un medicamento de causar daño fetal antes que el daño ocurra realmente. Simplemente no existen investigaciones que nos permitan saber si un medicamento es o no seguro para que lo tomen mujeres embarazadas.

En la mayoría de los casos, solo tenemos estudios realizados en animales preñados. Pero nunca se asume que los resultados de estudios en animales puedan tener los mismos resultados en humanos. En otras palabras, aún cuando sabemos que un medicamento tiene efectos dañinos o en desarrollo fetal de animales, los doctores pueden recetar ese medicamento a mujeres embarazadas. Pero solamente si creen que los beneficios potenciales del medicamento superan a los riesgos potenciales. Solamente los medicamentos Categoría X son vistos universalmente como una mala idea durante el embarazo.

Y aún así, los investigadores canadienses encontraron que el 3.9% de las mujeres embarazadas en sus estudios, habían sido recetadas con medicamentos Categoría X. Esas son 724 mujeres a las cuales se les recetó un medicamento con riesgos que la FDA afirma “superan por mucho a los posibles beneficios”.

Los investigadores de Harvard encontraron todavía un mayor porcentaje: 4.6% de 98,182 mujeres habían sido recetadas con medicamentos Categoría X. Eso es aproximadamente 4,516 mujeres en el transcurso de cuatro años.

Claro, no todos los bebés sufrieron algún daño a causa de los medicamentos que sus madres tomaron. Y seguro que hubo doctores que actuaron éticamente, balanceando los beneficios y los posibles riesgos para llegar a una decisión razonable. Pero el punto es que nunca podremos estar seguros.